'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

jueves, diciembre 08, 2011

Poemas hiperbreves


Estos poemas breves me surgieron a partir del Primer Encuentro Literario que organizamos con A.C. Pentadrama y en el que el invitado fue el profesor Antonio Sánchez Zamarreño. Siguiendo los consejos que nos dió y luego de leer sus Fragmentos del Romano, he querido experimentar con esta forma de escribir.

I
En este fragmento
de tiempo que nos toca
nos hicimos nuestros

II
Quiero perderme de nuevo
en la aventura de tu espalda


III
Me perderé en el revés de tus caricias

IV
Llegó un día de madrugada
para incendiar la noche

V
Tendida sobre esta piel
encuentro la brújula de tus manos

VI
Llegaste un día y te instalaste
en mí como la sangre

VII
Mas allá de tus manos en mi cuerpo
nada mas que páramo y negrura

VIII
Junto a un beso
apagamos la sed de nosotros


IX
Te recuerdo
y en el punto cardinal de tus ojos
verás mi sonrisa

X
En lo profundo de esos ojos
puedo brillar o desaparecer

XI
Vuelvo del amor como un espartano,
desgarrado y sangrante,
presto a otra batalla

XII
Me reconozco en la extensión de tu espalda
y en el hueco de tu mano

XIII
¿Quién seré cuando ya no digas mi nombre?

XIV
Después del engaño la certeza
de haber perdido la llama

XV
Resuena en el silencio del alba
el eco de tu cuerpo ausente

XVI
¿Cómo borraré las cenizas de la soledad
Cuando invadan los amaneceres?


©Annie Altamirano, Salamanca 2011

2 comentarios:

  1. El Quijote es un libro fantasioso y fantástico. Los pilares de la tierra, un alarde cinematográfico en cinemascope. La Biblia, la cristiandad...pero en dos versos cabe un hombres, una mujer, un niño y un procentaje de ese amor del que tanto hablamos. Escribes dulce, radiante y melancólico. Como el mejor Neruda que conozco. Un beso. Toño.

    ResponderEliminar
  2. Toño, pedazo de piropo. Gracias, es un honor viniendo de un pedazo de poeta como tú. Besos

    ResponderEliminar