'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

sábado, septiembre 21, 2013

Pablo Neruda, 1904 - 1973

Escritor, diplomático, político, Premio Nobel de LiteraturaPremio Lenin de la Paz y Doctor
Honoris Causa
 de la Universidad de Oxford, Pablo Neruda es considerado como uno de los grandes poetas del siglo XX. Según Gabriel García Márquez es el mas grande poeta en lengua castellana del siglo XX
Militó en el partido comunista chileno apoyando en forma muy decidida a Salvador Allende.
De su obra poética, se destacan títulos como «Crepusculario», «Veinte poemas de amor y una canción desesperada», «Residencia en la tierra», «Tercera residencia», «Canto general», «Los versos del capitán», «Odas elementales», «Extravagario», «Memorial de Isla Negra» y «Confieso que he vivido».
Falleció el 23 de septiembre de 1973 en Santiago de Chile. Está sepultado en su casa de Isla Negra. 





Sed de tí

Sed de ti me acosa en las noches hambrientas.
Trémula mano roja que hasta su vida se alza.
Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía.
Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas......

Por eso eres la sed y lo que ha de saciarla.
Cómo poder no amarte si he de amarte por eso.
Si ésa es la amarra cómo poder cortarla, cómo.
Cómo si hasta mis huesos tienen sed de tus huesos.
Sed de ti, guirnalda atroz y dulce.
Sed de ti que en las noches me muerde como un perro.
Los ojos tienen sed, para qué están tus ojos.

La boca tiene sed, para qué están tus besos.
El alma está incendiada de estas brasas que te aman.
El cuerpo incendio vivo que ha de quemar tu cuerpo.
De sed. Sed infinita. Sed que busca tu sed.
Y en ella se aniquila como el agua en el fuego.


Poema 20 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 

Escribir, por ejemplo: "La noche esta estrellada, 
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos". 
El viento de la noche gira en el cielo y canta. 
Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. 
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. 
Ella me quiso, a veces yo también la quería. 
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. 
Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. 
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. 
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. 
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. 
La noche está estrellada y ella no está conmigo. 
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 
Como para acercarla mi mirada la busca. 
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. 
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. 
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. 
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 
Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos, 
mi alma no se contenta con haberla perdido. 
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, 
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

Homenaje a Pablo Neruda en El Ateneo de Salamanca

El 23 de septiembre se cumplirán cuarenta años de la muerte de uno de los mas grandes poetas de la lengua española o castellana, Pablo Neruda, "el mas grande poeta del siglo XX" según Gabriel García Márquez. Neruda, cuyo nombre era realmente Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, nació en Chile el 12 de julio de 1904 y murió, también en chile, el 23 de spetiembre de 1973.





El Ateneo de Salamanca realizó el jueves 19 un homenaje a su memoria invitando a poetas, amigos y público a realizar una lectura conjunta de una de sus obras mas famosas '20 poemas de amor y una canción desesperada', publicada en 1924 y que contiene algunos de los poemas mas conocidos de Neruda. A mí me tocó leer el primero.




Poema 1

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos, 
te pareces al mundo en tu actitud de entrega. 
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava 
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra. 
Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros 
y en mí la noche entraba su invasión poderosa. 
Para sobrevivirme te forjé como un arma, 
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda. 
Pero cae la hora de la venganza, y te amo. 
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme. 
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia! 
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste! 
Cuerpo de mujer mía, persistirá en tu gracia. 
Mi sed, mi ansia sin limite, mi camino indeciso! 
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue, 
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.


sábado, septiembre 14, 2013

Revista de SonLetras, número 5


Debido a un error en la compaginación de la revista, se me atribuyó un poema de Alfonsina Storni. En cuanto este error esté solucionado, pondré la nueva edición.

martes, septiembre 10, 2013

Decálogo de Lorenzo Silva para escribir una novela policíaca

1. El primero se lo tomo prestado a Raymond Chandler: recuerda que cuando empiezas un libro igual da todo lo que hayas podido hacer antes; tu empeño te convierte en un principiante y sólo te salvará afrontarlo con pasión y humildad.
2. No intentes ser políticamente correcto ni incorrecto; pese a ser un concepto de moda, ha quedado completamente vacío y es inútil a efectos literarios. Ninguna obra vale por ofender o agradar, sino en tanto que su autor escribe lo que cree que debe sin miedo a causar uno u otro efecto, teniendo en cuenta que lo que irrita a unos complacerá siempre a otros, y viceversa.
3. Sé realista o fantasioso, como prefieras, porque eso no importa. Lo que importa es que seas coherente a la hora de elegir tus materiales narrativos (no mezcles al tuntún lo exacto con la patraña) e imaginativo a la hora de disponerlos y ensamblarlos (no te limites a levantar acta rutinaria de lo que es obvio).
4. Aplica a los personajes el imperativo categórico de Kant: no los trates como instrumentos, sino como fines en sí mismos. Cada uno de ellos, por fugaz que sea su papel, merece tener su lugar, su visión de las cosas, ser un pequeño mundo cuya historia pueda contarse. No necesariamente loable, pero sí consistente.
5. Las palabras son tu herramienta para contar: cuídalas como el artesano cuida las suyas, sabiendo que si no están bien afiladas y escogidas arruinarán la obra, y teniendo siempre en mente al elegirlas lo que quieres contar y para qué quieres contarlo.
6. El lector quiere descubrir algo que no conocía y llegar a algún lugar donde nunca estuvo. No le invites a pasear si no tienes pensado nada para asombrarle ni un destino al que conducirle.
7. El lector no quiere aburrirse: si no estás persuadido de la  necesidad de algo (ya sea un adjetivo, un personaje, un pasaje o todo un capítulo) suprímelo. Lo que no se siente como necesario conduce al aburrimiento, a la distracción y a tu fracaso.
8. El lector suele aspirar a pasar el rato, y nada hay de censurable en ese afán ni en tu esfuerzo para satisfacerle, pero le gustará más si dejas algo en su recuerdo. Siente el desafío de darle algo que trascienda lo que cuentasy que le resulte memorable.
9. El lector es, por definición, más inteligente que tú, salvo que seas tan necio como para creerte más inteligente que nadie. No intentes impresionarle con tu verbo, tu erudición o tu raciocinio, sino con tu rigor, tu imaginación y tu capacidad de llamar a las cosas por su nombre y poner en palabras lo que él ya sentía.
10. Sólo tienes al lector de hoy, y nada logras sin su complicidad, pero piensa en tu trabajo a largo plazo. Piensa en qué sumará o aportará a tu vida y a tu obra el libro que escribes, cuando lo recuerdes al final de tu camino. Ese horizonte te será más útil que pensar en la posteridad, que queda fuera de tu jurisdicción.
 Lorenzo Silva. Madrid, 1966. Autor de más de una veintena de novelas, entre las que destaca la marca del meridiano (Premio Planeta, 2012), El alquimista impaciente (Premio Nadal, 2000), Carta Blanca (Premio Primavera, 2004). Además, es autor de la serie policíaca protagonizada por los investigadores Bevilacqua y Chamorro, iniciada con El lejano país de los estanques (Premio Ojo Crítico 1998).
Fuente El Confidencial, 24 de agosto de 2013

Aparece un manuscrito inédito de Borges que plantea final alternativo a un cuento

"Tema del traidor y del héroe" es uno de los cuentos incluidos en Ficciones, una de las historias más decididamente borgianas, en la que se encuentran elementos que se reconocen inmediatamente como el estilo inconfundible de Jorge Luis Borges: la paradoja histórica, el patetismo heroico, las alusiones a la literatura inglesa y también el final inesperado, aquel que hace dudar al lector sobre la realidad de los hechos narrados y sobre la realidad de la realidad misma.
Curiosamente, Borges planteó un final distinto distinto al que conocemos, o al menos eso es lo que sugiere un manuscrito que los investigadores Germán Álvarez y Laura Rosato encontraron recientemente en la hemeroteca de la Biblioteca Nacional de Argentina. 
El argumento de "Tema del traidor y del héroe" es conocido: Ryan es un investigador que descubre la coincidencia de algunos párrafos del Julio César de Shakespeare con la crónica que sigue los pasos del héroe Kilpatrick, de quien es descendiente, antes de recibir un balazo en un teatro dublinense. Ryan introduce, a su vez, a otro personaje, Nolan, quien descubre que Kilpatrick, jefe del movimiento insurgente, es el traidor. Como era un héroe para el pueblo irlandés, su condena de muerte -firmada por él mismo- establece que morirá sentenciado por su traición sin que quede afectada su condición de héroe. Se le prepara entonces un guión teatral en el que antes de su ajusticiamiento debe pronunciar frases de lucha, y precisamente éste es el descubrimiento de Ryan. Hasta aquí, pues, la versión que se conoce.
El final inédito corrige levemente lo anterior. Como los pasajes de Shakespeare son "los menos dramáticos", Ryan sospecha que fueron intercalados para que un lector futuro diera con la verdad. Y para silenciar ese descubrimiento, decide publicar un libro que engrose la fama del héroe. Metáfora intertextual pocas veces vista, el acto de "dejar señales a futuro" se duplica ahora, saltando esas fronteras entre realidad y ficción que a Borges le gustaba socavar en todo sentido. Es un juego al que Borges mismo nos ha invitado. 
Es que de alguna manera, el autor parece haber esparcido huellas que ratifican la idea que señaló Beatriz Sarlo con respecto a Historia Universal de la Infamia : el uso de la repetición con variaciones de historias que no le pertenecen. Acaso toda su obra sea una combinatoria dominada por la idea de que la literatura es un texto infinitamente variable y ninguno de sus fragmentos puede aspirar al nombre de texto original.
Horacio González, director de la Biblioteca Nacional, concluye: "No sabemos por qué Kilpatrick hizo lo que hizo, su conciencia es inexplicable desde el punto de vista de una psicología, pero no desde una tesis de la ilusoria continuidad de lector. El «hallazgo» dice al mismo tiempo que el traidor y el héroe quisieron ser un «yo vital», saliéndose del libreto shakesperiano. Y ese «anhelo» es apenas una débil señal en el tiempo, que en este momento se ha puesto nuevamente en circulación, como si hubiera estado a la espera en esos suplementos que, como señaladores del destino, Borges dejaba esparcidos en el refugio impenetrable de libros y revistas".
Este manuscrito, además de la importancia literaria, destaca porque es el primer manuscrito importante de Borges que está en custodia del Estado argentino. Todos los otros se han vendido al exterior o se encuentran en manos privadas.


Fuente: La Nación, Buenos Aires, 5 de septiembre de 2013

lunes, septiembre 09, 2013

Taller de relato

Fin de semana de mucho trabajo: fantástico curso intensivo de relato con Silvia Adela Kohan viernes y sábado. Creo que todos salimos encantados no solamente con el alto nivel y calidad del curso y de Silvia como profesora, sino por sobre todo con su calidad humana, su sencillez y su simpatía. Encantada de haber conocido a gente nueva y de encontrarme con mis amigosl. Espero que repitamos en un futuro próximo, tal como deseamos. 

Ahora a trabajar aunque en Salamanca hoy es fiesta.


¡¡Vuelta al trabajo!!