'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

viernes, febrero 17, 2012

El gótico Mr. Poe


Este es mi primer artículo como colaboradora de la revista Imprescindibles en la sección Cuento. Os recomiendo que la visiteis, es muy interesante. 


Esta sección está dedicada al cuento, al relato, al microrrelato, de ahora y ‘de antes’, de autores ‘clásicos’ y novísimos, sin ninguna pretensión de sentar cátedra o crear un canon ‘haroldbloomístico’ sino con la intención de compartir lecturas y hallazgos. Y para demostrarlo, voy a comenzar con Edgar Allan Poe, odiado sin reservas por Harold Bloom que dijo de él que era tan mal escritor que cualquier traducción lo mejora (Bloom, H. Inescapable Poe, The New York Review of Books, 1984). Por supuesto que disiento con Bloom y mi osadía va apoyada por algunos de los muchos escritores que lo han citado entre sus influencias: Borges, Cortázar, Valéry, Mallarmé o H.P. Lovecraft.




 Poe fue uno de los pioneros del relato norteamericano, sus cuentos tienen un gran contenido onírico y simbólico, una atmósfera de terror cerebral y un alto nivel de sadismo, especialmente en los últimos tiempos, y está considerado el inventor de la novela detectivesca. En 1841 creó al detective C. Auguste Dupin (Locrímenes de la calle Morgue) en una época en la que la palabra ‘detective’ todavía no existía y este personaje que resolvía los casos poniéndose en la mente del criminal, fue el origen de muchos otros detectives posteriores. ‘La caída de la casa de Usher’, ‘El misterio de Marie Roget’, ‘El corazón delator’ o ‘Los crímenes de la calle Morgue’ siguen siendo lectura obligada de los amantes del género gótico y de terror.

En lo personal, me gustan todos ellos pero creo que ‘El tonel de amontillado’ es mi preferido. Se publicó en 1846 y está ambientada en algún lugar de la Italia del siglo XIX. En mi opinión es una obra maestra del suspense. La perversidad, inteligencia y sadismo de Montresor no podrían ser mas modernos. Podría perfectamente ser un personaje de Darío Argento. Ray Bradbury hace referencia a ‘El tonel…’ en ‘Pilares de Fuego’ y ‘Usher II’, el músico Alan Parsons se insipró en él para crear su álbum ‘Tales of Mystery and Imagination’ y el grupo Rammstein hizo una canción, ‘Stein um Stein’, basándose en este cuento. 




Si queréis deleitaros con Edgar Allan Poe leyendo sus cuentos mas conocidos y aquellos no tan populares, os recomiendo la edición de los ‘Cuentos completos’ traducida por otro maestro del cuento Julio Cortázar y editado por edhasa en 2009. Aquí va un aperitivo, el comienzo de ‘El tonel de Amontillado’. Ya me contaréis.




 Había yo soportado hasta donde me era posible las mil ofensas de que Fortunato me hacía objeto, pero cuando se atrevió a insultarme juré que me vengaría. Vosotros, sin embargo, que conocéis harto bien mi alma, no pensaréis que proferí amenaza alguna. Me vengaría a la larga;esto quedaba definitivamente decidido, pero, por lo mismo que era definitivo, excluía toda idea de riesgo. No sólo debía castigar, sino castigar con impunidad. No se repara un agravio cuando el castigo alcanza al reparador, y tampoco es reparado si el vengador no es capaz de mostrarse como tal a quien lo ha ofendido.
Téngase en cuenta que ni mediante hechos ni palabras había yo dado motivo a Fortunato para dudar de mi buena disposición. Tal como me lo había propuesto, seguí sonriente ante él, sin que se diera cuenta de que mi sonrisa procedía, ahora, de la idea de su inmolación.


Publicado en  http://www.revistaimprescindibles.com/


Publicado en Revista Imprescindibles © Annie Altamirano Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario