'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

lunes, julio 20, 2015

Semana Negra de Gijón 2015

El fin de semana del 10 de julio se inauguró la Semana Negra de Gijón 2015 y al fin pude ir, aunque mas no sea un par de días.




No pude ver mucho pero el viernes me 'colé' en la charla de Juan Madrid con el Club de lectura de la ONCE. Muy interesante escuchar al autor hablar de su obra contestando a las preguntas muy interesantes de los miembros del club.








Debo confesar que me decepcionó el hecho que los eventos propios de la Semana Negra estuvieran, a mi juicio, ahogados por una feria gigantesca con unos niveles de ruido insoportables ya que de cada chiringuito salía una música diferente a unos decibelios insufribles. Yo creía que la Semana Negra se desarrollaba en un ámbito diferente, alejado de la feria. En fin, ignorante que es una.



El plato fuerte para mí fue el sábado 11 a la noche. En la Carpa de Encuentro, a las 0:30 leyeron Gioconda Belli y Luis García Montero, dos de mis poetas favoritos. Fue muy entretenido porque los dos intercalaban anécdotas y comentarios además de ser muy buenos lectores de sus poemas, no todos los poetas leen bien en voz alta.



 Poemas de Luis García Montero

Desordenadamente

Tus ojos
que están llenos de selvas y son un manifiesto,
desordenadamente
me hacen aventurero 
                         y   revolucionario
                                            



Completamente viernes

Por detergentes y lavavajillas, 
por libros ordenados y escobas en el suelo,
por los cristales limpios, por la mesa  
sin papeles, libretas ni bolígrafos,       
por los sillones sin periódicos,  
quien se acerque a mi casa       
puede encontrar un día 
completamente viernes.

Como yo me lo encuentro         
cuando salgo a la calle    
y está la catedral   

tomada por el mundo de los vivos     
y en el supermercado     
junio se hace botella de ginebra,        
embutidos y postre,        
abanico de luz en el quiosco     
de la floristería,     
ciudad que se desnuda completamente viernes.   

Así mi cuerpo         
que se hace memoria de tu cuerpo    
y te presiente         
en la inquietud de todo lo que toca,  
en el mando a distancia de la música,
en el papel de la revista, 
en el hielo deshecho        
igual que se deshace una mañana      
completamente viernes.

Cuando se abre la puerta de la calle, 
la nevera adivina lo que supo mi cuerpo      
y sugiere otros títulos para este poema:       
completamente tú,          
mañana de regreso, el buen amor,    
la buena compañía.         


Poemas de Gioconda Belli


Y Dios me Hizo Mujer

Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario