'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

jueves, marzo 29, 2012

III Día Internacional de la Poesía - Segovia 24 de marzo de 2012 - Crónicas segovianas - Parte III

Y luego de la comida, de la foto, de las charlas y las risas, llegó el gran momento que va a quedar grabado en mi memoria: el recital en la Real Academia de la Historia y el Arte de San Quirce.   






La sede de la Academia es una antigua iglesia románica, sencilla pero muy bonita. Verdaderamente fue un privilegio leer mi poema allí ya que uno de los fundadores fue Antonio Machado. 






http://www.academiadesanquirce.org/historia.htm

Creo que algo que nos impresionó a todos fue la cantidad de público que fue a escucharnos (y no eran ni parientes ni amigos), alguno de los compañeros poetas, recuerdo en concreto a José Antonio Pamies, lo mencionó en su agradecimiento. ¡Con la que está cayendo! 








Nos recibió el vicepresidente de la Academia con palabras muy elogiosas y luego Norberto García Hernanz, alma mater de este fantástico evento, dió comienzo al recital. 






Pasamos en orden alfabético a leer nuestro poema, previa introducción de Norberto que leyó el curriculum de cada uno. Creo que el mío fue el mas corto, ¡¡había tanto poeta premiado y publicado que yo me preguntaba cómo había caído allí!! Obviamente por mi nombre y apellido fui la primera en leer. Por suerte la emoción no me jugó una mala pasada y lo hice bastante bien. 






Nos acompañaron con música medieval Pablo Zamarrón y Miguel Abad, quienes utilizaron instrumentos antiguos y nos ofrecieron también una breve explicación de cada pieza ejecutada. ¡Brillante!






Fueron dos horas maravillosas de poesía y música y todo un día de compartir experiencias comprobando que, por suerte, todavía queda gente que cree en la poesía y en la cultura, gente que es capaz de dedicar muchas horas a la organización de un evento como este que no le reporta nada mas (o nada menos) que una inmensa satisfacción espiritual. En una sociedad donde se valora cada vez mas lo material y las apariencias, la celebración del Día de la Poesía en Segovia es un oasis para los espíritus sensibles. 






Y llegó la hora de regresar a Salamanca con un montón de recuerdos, algunos números de teléfono y la promesa de regresar el año que viene. Lo lindo también es abrir el Facebook y encontrar que algunos de los nuevos amigos te han agregado a sus contactos y saber que de alguna manera nos seguiremos 'viendo' cada día y compartiendo versos. ¡Gracias a todos!




                                  El Alcázar de Segovia, foto de Benito González García

No hay comentarios:

Publicar un comentario