'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

sábado, junio 27, 2015

Poemas del Muro

El jueves 25 tuve el placer de compartir una lectura a dos voces con el poeta salmantino y amigo querido Vicente Rodríguez Manchado en la librería Letras Corsarias. 

A continuación, el poema de Vicente que leí yo. 



SI NO VENCIERAS NUNCA

Si no has vencido, abandonado,
como vence esa luz que arrasa todo
al anunciarse.
Tú, ángel ciego,
lejos del Paraíso ahora,
si no vencieras nunca,
ven a esta orilla de mis dedos,
a su latido, al ensalmo
de todas las raíces, ven
a su obstinada persistencia
de silencio y podredumbre,
al humus creador casi invisible.


Vicente Rodríguez Manchado
Fcbk, jueves, 21 de mayo de 2015





 Este es mi poema que leyó Vicente

Selva

Al filo de la noche
La selva espera agazapada,
Húmeda, caliente,
Suntuosa, olorosa
De jaguares en celo;
Sensual, terrible
Diosa del delirio.
Vuelca el torrente espumoso
Un trueno líquido
entre tus piernas,
el dios del agua grande,
anaconda sinuosa,
en tí madre, mujer,
tierra roja.
Esmeralda indómita,
Senos duros de amatista,
Profundos ojos de topacio,
Se estremece entre espasmos
De vapor.

Déjame hollar el límite
De tu profundidad primigenia,
Yacer en tu lecho de musgo
Sobre un fondo de cigarras,
Desaparecer de a poco

Y perderme al alba. 


Este es el poema de Vicente que leímos a dos voces

SOMBRA

Mi sombra y yo hemos recorrido
                todos los minutos de la tristeza,
todos los susurros
de un cabello asfixiado.
Supimos la amargura,
                la vanidad de las palabras
o de los cuerpos que quisieran
significarse, vestirse con lo ajeno.
Y amábamos las rosas con orgullo, entonces.
Mi sombra y yo, si despertamos juntos,
nos despedimos ya
desde el primer instante, como
ese amor luminoso
                que habita confiado
en el azar de todas las arcillas.


Vicente Rodríguez Manchado

Fcbk, martes, 19/05/2015



No hay comentarios:

Publicar un comentario