'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

viernes, marzo 04, 2011

Reflexiones sobre la Feria del Libro


He leído por ahí a alguien definir a la feria del libro de Buenos Aires como una 'feria de las editoriales, ya que se considera que no es mas que un gran negocio para la difusión de la venta de libros, y también que es una feria para el cholulaje pseudointelectual al le molesta modelo nacional y popular' que representa en este momento el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Evidentemente cuando se quiere justificar algo, y en este caso es el veto a Vargas Llosa por parte de los sectores afines al Kirchenrismo, se recurre a cualquier argumento.
Me gustaría hacer algunas reflexiones al respecto, como ciudadana, como lectora, como escritora y como alguien que varias veces tuvo la suerte de poder pasarse las tardes visitando la Feria del Libro.
Primero y principal, la Feria del Libro de Buenos Aires está considerada la mas grande y mas importante de Hispanoamérica, cosa que en mi inocencia, pensé que debería llenarnos de orgullo como argentinos, pero por lo visto hay quienes no lo sienten así. A esta feria asisten como invitados autores de todas partes del mundo, sin importar su tendencia política, o quizás sí, importando su tendencia política pero para presentar una visión plural de la literatura. Para decirlo en buen romance, los autores 'se matan' por venir a la Feria de Buenos Aires. Ya Vargas Llosa lo ha hecho con anterioridad, lo mismo que Juan Gelman y Ernesto Laclau. Para quienes no lo sepan (creo que debe haber varios entre los que vertieron las opiniones arriba mencionadas) Juan Gelman es un poeta argentino, premiado ampliamente y integrante primero de las FAR y luego de Montoneros. Ernesto Laclau es un teorico político postmarxista e inspirador de muchas de las políticas de los Kirchner. A ninguno de los dos se lo puede calificar de cholulo pseudointelectual, creo yo, nadie vetó su participación en la Feria por sus ideas políticas y nadie tampoco los fue a 'escrachar' ni a 'reventarles' sus presentaciones en la Feria como sí ocurrió el año pasado cuando el periodista Guillermo Noriega presentó su libro sobre el INDEC o con la médica cubana Hilda Molina.
Se dice, la feria es la feria de la editoriales. Disiento, la feria de las editoriales es la de Frankfurt, donde las editoriales hacen sus negocios, hacen contratos, amplían o reducen su fondo y descubren autores nuevos. A la Feria de Frankfurt asistió Argentina el año pasado y hasta donde sé, desde el gobierno se impulsó la presencia de escritores y editoriales. Ningún funcionario kirchnerista se dedicó a vetarla ni a criticar nada.
Se dice también que es un gran negocio para las editoriales y la venta de libros. Creo que es muy grave que se vea la venta de libros como algo negativo. Además van las editoriales grandes y las pequeñas, que de otra manera no podrían hacer conocer su fondo al público. Es malo vender libros? Es malo que los chicos lean? Es malo que la gente piense? Por lo visto sí. Quien dice esto evidentemente nunca fue a la Feria del Libro, donde el año pasado dos jóvenes escritores puntaltenses tuvieron la suerte de presentar su obra. De qué otra manera pueden dos jóvenes escritores que no cuentan con los recursos económicos y el respaldo de una gran editorial hacer conocer su trabajo? No solamente los famosos presentan sus libros. La Feria es la vidriera donde los lectores vemos lo que se publica, compramos lo que nos gusta, y lo que es mejor, tenemos la oportunidad de interactuar con los autores en muchos casos. Eso es cholulaje intelectual o educación y cultura?
Por qué se dice que es un cholulaje seudointelectual al que le molesta lo nacional y popular? A la Feria de Buenos Aires van mayoritariamente autores argentinos. Lo nacional y popular. Este concepto me suena peligrosamente a 'zapatillas sí libros no'. Quién puede arrogarse el derecho de decidir qué es lo nacional y popular? cual es el concepto de 'popular' que manejan estos opinantes? Es que si algo no es nacional no se puede o debe leer? La cumbia villera es popular, Soda Stereo es popular, ambos son nacionales, pero a mi juicio no tienen la misma calidad musical.
Creo que deberíamos reflexionar acerca de esta hegemonía cultural que pretende instalarse donde solo es correcto, deseable y democrático lo que un grupo decide que es así, y todo lo que no conforma con esos canones es reprobable y atenta contra el ser nacional.

Nota al pie: Mi amiga Patricia Giorgietti, educadora argentina, me ha hecho una observación importante, omití algo con respecto a la Feria y lo agrego aquí citándola a ella: La Feria del Libro de Buenos Aires también es el marco para ofrecer una variada programación cultural, educativa y profesional, como por ejemplo:Jornadas Internacionales de Educación que posibilitan el encuentro de educadores de todos los niveles con conferencias magistrales de disertantes argentinos y extranjeros y paneles. Ateneos y talleres-laboratorio que posibilitan la participación interactiva de los asistentes.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo Annie!!! Hace años que visito la Feria. Olvidaste mencionar que también es el marco para ofrecer una variada programación cultural, educativa y profesional, como por ejemplo:Jornadas Internacionales de Educación que posibilitan el encuentro de educadores de todos los niveles con conferencias magistrales de disertantes argentinos y extranjeros y paneles. Ateneos y talleres-laboratorio que posibilitan la participación interactiva de los asistentes.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la aportación, Patricia, y por leerme. Besos

    ResponderEliminar