'... las estrellas para quien las trabaja', Juan Carlos Mestre, poeta

jueves, marzo 31, 2011

Ricopol V – monólogo a cuatro manos … por los bajos

Dice el poeta: ‘A nadie le amarga un dulce, pero si son dos … mejor’

 Está científicamente comprobado que una mujer necesita dos... hombres a la vez. Y que por la boca muere el pez.
Porque las hazañas sexuales, por lo general, tienen el mismo tamaño que el pez que alguien dice que pescó, pero que nunca nadie vio cuando lo pescó ni cuando se lo comió.

Y hablando de verdades sobre todo científicas pasamos a detallar las bondades de Ricopol V. El agente activo de Ricopol V es un agente doble que no difiere en preferencias, vale para todos, para gustos colores y que a nadie se le suban los ídem si aparece el agente de Ricopol V con claras intenciones de ofrecernos oportunamente su dosis.

Volviendo a lo de antes, queda claro que a nadie le amarga un dulce y mejor si son dos por una cuestión muy sencilla: si uno anda falto de dulces, el primero se lo come de un bocado y puede saber a poco y, si no va por el segundo, se sigue quedando con las ganas. La explicación es sencilla, es  con el  segundo cuando uno ajusta la velocidad de crucero de las papilas gustativas y se consigue captar la esencia misma de Ricopol V.

Contrariamente a lo que sucede con la medicina tradicional donde los excesos suelen ser perniciosos cuando no letales, Ricopol V optimiza sus efectos terapéuticos  cuanto más alta es la frecuencia de uso.

Los efectos de Ricopol V son notables a partir del segundo dulce. Es ideal para el cuidado del cutis y de la piel en general, provoca un visible relajamiento de los músculos faciales eliminando toda suerte de rictus amargo, mejora el tono muscular sobre todo en la zona de glúteos y cuádriceps, aumenta la flexibilidad de las extremidades superiores e inferiores y la rigidez del apéndice.

Ricopol V está específicamente recomendado para combatir, cuerpo a cuerpo, los dolores de cabeza femeninos, reales o psicosomáticos,  esfínteres rebeldes, estreñimiento, estrés y cansancio de oficina.

No se vende en farmacias  aunque lo puede encontrar en cualquier lado... de la cama o de otro sitio. Esta es otra gran ventaja de Ricopol V, la gran ubicuidad geográfica. No requiere prescripción médica aunque los galenos bien harían en recetárselos a algunos de sus pacientes.

No posee efectos secundarios negativos aunque si puede crear hábito y está absolutamente contraindicado precisamente  para los que visten hábito.

Por eso, para no andar por la vida con cara de juanetes y malos humores, como diría un argentino: ¡Dale al Ricopol V que se acaba el mundo!

Buenas noches.
  
Annie Altamirano y Luis Mayol
Presentado a dúo, como corresponde, en El Savor, Salamanca, España

2 comentarios:

  1. Vamos perezosa, deleitanos con una nueva entrada. Esta es genial, Luis y tú haceis un buen tanden.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Jaa!!! es que estoy de sobremesa!! bueno, prometo en breve publicar mas!!

    ResponderEliminar